Saltar al contenido

Beneficios de una Dieta Mediterránea

La nueva tendencia en organización nutricional que ha beneficiado a muchas personas en cuanto a mejoría de problemas de salud es la dieta mediterránea, que consiste en modificar los hábitos alimenticios que perjudican el sistema digestivo y reemplazarlos por alimentos beneficiosos y bien distribuidos durante la semana para obtener resultados positivos en cuanto a la pérdida de peso y mejoría notable en la salud.

Algunos de los beneficios que le aporta la dieta mediterránea al organismo se reflejan en la disminución y prevención de las enfermedades cardiovasculares, evita y reduce el sobrepeso y aumenta el rango de vida de la persona.

Adoptar el estilo alimenticio de la dieta mediterránea es  verdaderamente sencillo, el truco está en una planificación adecuada de los alimentos, las porciones y las horas en que se van a consumir; puedes ayudarte a recordar tus propios menús y horarios con la agenda y alarma de tu teléfono móvil, tu computadora o tu agenda manual.

Aunque se debe recordar la importancia de implementar una rutina de ejercicios que complemente una dieta sana y balanceada, es posible adelgazar 1 kilo semanal si se cumple con la planificación de la dieta mediterránea, debido a que se reduce la cantidad de comidas grasas y se opta más bien por cubrir las 2000 calorías diarias, que se deben consumir como regla, por verduras, hortalizas y frutas que además de dar una sensación de saciedad y evitar la ingesta descontrolada de alimentos, le aportan los nutrientes y vitaminas al cuerpo.

Ensaladas, jugos, gelatina, sopas y frutas son la base alimenticia de la dieta mediterránea que ha revolucionado la forma tradicional de hacer dieta, que sin desviarnos de la realidad, son para matarse de hambre.

Es recomendable añadir al menú 2 litros de agua muy bien distribuidos durante el día es posible que abarques 7 u 8 vasos diarios, de la misma forma se recomienda acompañar con una taza pequeña de café las comidas fuertes, ya que le aportará al organismo la energía necesaria. Esta dieta es muy flexible al dar la oportunidad de seleccionar los alimentos que desees y elaborar tus propios menús distribuyendo las porciones en 5 comidas diarias.

Recuerda consultar con un nutricionista antes de iniciar esta dieta para que te ayude a planificar tus menús y disfruta de los beneficios de la dieta mediterránea.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies