Saltar al contenido

CAMBIOS EN LA  MADRE DURANTE EL TERCER TRIMESTRE DE EMBARAZO.

En el último trimestre del embarazo la madre experimenta algunos cambios significativos en su cuerpo y en su estado de ánimo,  se recomienda a la madre estar tranquila y relajada para que su bebé termine su proceso de desarrollo para el momento del parto.

Para las semanas 29 y 30 la madre aumentará medio kilo aproximadamente por semana lo que es normal y se debe controlar con una dieta balanceada y la práctica que algún ejercicio prenatal, muchas madres practican natación 2 veces por semana esto ayuda a relajar tu cuerpo mientras te ejercitas bajo el agua es una de las actividades prenatales más recomendables.

Mantén hidratado tu cuerpo bebe suficiente agua esto te ayudará a regular la temperatura corporal, además trata de usar cremas hidratantes y aceites con esencias para evitar las estrías en tus senos y abdomen  que para estas últimas semanas estarán enormes.  Es probable que te duelan los senos, especialmente por las noches cuando te quites el sujetador, no te desesperes y colócate paños de agua fría para aliviar el dolor y refrescarte.

En la semana 33 comenzaras a sentir las llamadas contracciones Braxton Hicks, estos leves dolores se presentan en algunas mujeres y en otras no, es cuestión del comportamiento del organismo, se dan cuando el útero se encoge y es normal en esta etapa del embarazo aunque tu médico te dirá que tan frecuente debe ser.

Para la semana 34 podrás observar que de tus pechos segregan un líquido blanquecino estos son los calostros que alimentarán a tu bebé la primera vez. Sentirás un poco de incomodidad cuando el bebé te patee ya que por su tamaño puede alcanzar tus costillas o diafragma pero puedes hablarle y consentirlo para que se tranquilice.

En estas semanas que quedan las ganas de orinar se incrementan y sentirás una presión en el vientre y la zona vaginal esto es debido a que el bebé hace presión hacia abajo. Tu medico te indicara que en caso de segregar sangre o agua por la vagina significa que el trabajo de parto ha iniciado.

Evita levantar cosas pesadas, no hagas un esfuerzo muy grande por hacer las cosas, evita una caída que afecte tu salud y la del bebé, para este momento debes estar en espera de la hora del parto así que trata en lo posible de relajarte.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies