Saltar al contenido

Descubre el mundo de los inodoros electrónicos

Descubre el mundo de los inodoros electrónicos

Desde la aparición del inodoro en la población de Creta, allá por los 2 mil Antes de Cristo,  hasta nuestros días, ya bien entrado el siglo XXI, ha pasado ya mucha agua e inventiva en el mundo de los inodoros.

En nuestros tiempos ya estamos hablando de los inodoros electrónicos, una invención que se vino de la mano de los japoneses, quienes no conformes con estar en la vanguardia en materia de tecnología, se han dedicado en gran medida a fortalecer esta novedad esencialmente hogareña.

Por extraño que parezca, estos inodoros ya están siendo asumidos con toda normalidad, sobre todo en la cultura asiática, donde han proliferado, al punto que ya existe una gran variedad en modelos, tamaños, funciones y por supuesto el precio.

Estos inodoros, por extraños que parezcan no han variado mucho en su diseño original, salvo que ahora tienen una enorme cantidad de botones, cada uno de ellos con funciones diferentes para satisfacer las necesidades de sus usuarios.

Algunas  características de los inodoros electrónicos

En ese sentido, un inodoro de esos bien sofisticados, puede tener un costo superior a los 3 mil dólares, pero todo depende obviamente de las funciones que ostente, por ejemplo, existen algunos retretes que tienen calefacción, y chorros de agua con variación de temperatura.

También se pueden encontrar en el mercado inodoros que ayudan a secar con aire templado, o aquellos que cuentan con sistemas especializados de eliminación de olores, o control remoto para activar un spray para tal fin.

Dentro de las opciones que se pueden encontrar están aquellos que desprenden gel antibacterial para fortalecer el  trabajo de limpieza automática, o aquellos que son sólo para hombres y sólo para mujeres cuyas diferencias son interesantes en cada caso.

También están los que tienen algunos botones, mediante los cuales se puede hacer limpieza de la taza o del usuario, entendiendo que cada caso tiene su autonomía, es decir no es el mismo  botón para hacer ambas funciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies